El pasado 25 de mayo se iniciaron las obras para la construcción de un nuevo pozo de agua potable para paliar la escasez en el suministro  que padece nuestro pueblo. El pozo se encuentra situado muy cerca de la carretera de Mantiel en la salida por San Roque.

El día 26 comenzó a manar el líquido elemento y al dia siguiente, el 27, ya brotaba con un caudal de 18 litros por segundo.

Desde el ayuntamiento se está a la espera los análisis para saber la calidad del agua y si es apta para el consumo humano.

Este pozo se une al ya existente, que no puede ser utilizado para consumo humano, pero si para uso doméstico y al propio manantial que surte el pueblo.

La obra está gestionada por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y se está esperando la licitación.

Esperamos que este pozo palie en buena medida los problemas habituales en el suministro de agua que desde hace muchos años padece nuestro pueblo, por lo que el ayuntamiento apela a los vecinos a concienciarse con el uso razonable del agua y reparar sin demora esas pequeñas averías.